EL TIEMPO DE ADVIENTO LLEGA A SU FIN.

Adviento es una palabra que viene del latín “adventus” y que significa “venida”. En el lenguaje cristiano se refiere a la venida de Jesucristo.

La liturgia de la Iglesia da el nombre de Adviento a las cuatro semanas que preceden a la Navidad, como una oportunidad para prepararnos en la esperanza y en el arrepentimiento para la llegada del Señor. Su color es el morado, que significa penitencia.
adviento2
El tiempo de Adviento es un período privilegiado para los cristianos ya que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro.

Nuestros niños lo viven y lo celebran en el Colegio. No está de más que nosotros continuemos esa labor en casa y preparemos un calendario o una corona de Adviento.

La corona o guirnalda de Adviento se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas. Tres velas son violeta, una es rosa.

El primer domingo de Adviento encendemos la primera vela y cada domingo de Adviento encendemos una vela más hasta llegar a la Navidad. La vela rosa corresponde al tercer domingo y representa el gozo.

Mientras se encienden las velas se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos. Esto lo hacemos en las misas de Adviento y lo más importante es el significado: la luz que aumenta con la proximidad del nacimiento de Jesús quien es la Luz del Mundo.

La corona se puede llevar a la iglesia para ser bendecida por el sacerdote.
adviento1
La corona de adviento encierra varios simbolismos:

La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, sin principio y sin fin, y también de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.

Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida. Dios quiere que esperemos su gracia, el perdón de los pecados y la gloria eterna al final de nuestras vidas. El anhelo más importante en nuestras vidas debe ser llegar a una unión más estrecha con Dios, nuestro Padre.

Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la oscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. Después de la primera caída del hombre, Dios fue dando poco a poco una esperanza de salvación que iluminó todo el universo como las velas la corona. Así como las tinieblas se disipan con cada vela que encendemos, los siglos se fueron iluminando con la cada vez más cercana llegada de Cristo a nuestro mundo. Son cuatro velas las que se ponen en la corona y se prenden de una en una, durante los cuatro domingos de adviento al hacer la oración en familia.

Las manzanas rojas que adornan la corona: Representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa del Salvador Universal.

El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

Al final del tiempo de Adviento, nace Jesús, el símbolo de la esperanza y la luz. A los niños les gusta mucho verlo en imágenes y disfrutan con la historia que cuenta cómo Nace Jesús.

¡No dudéis en enseñárselo!

 

Anuncios

RECIBIMOS AL PRÍNCIPE ALIATAR

Como cada año por éstas fechas, recibimos en el Colegio al Príncipe Aliatar.

Acudirá con su séquito a recoger las cartas de los niños de Infantil y Primaria durante la tarde del día 22 y les obsequiará con un revoltijo de dulces navideños.

cartelAliatar

Desde la Asociación os animamos a que ayudéis a los niños a tener listas las cartas y recordarles que las traigan el Martes 22 para entregarlas al Príncipe.

La actividad tendrá lugar entre las 3 y las 5 de la tarde y cada niño recibirá un revoltijo de dulces adaptado a sus necesidades alimenticias para que todos puedan disfrutar esa tarde.

Las fotografías de la actividad se expondrán en la entrada del Colegio a la vuelta de las vacaciones de Navidad para poder seleccionarlas y pedir las copias que cada uno quiera.

Esperamos que todos los niños disfruten y os cuenten un montón de cosas al llegar a casa.

Si alguien se anima a compartir su experiencia, que nos escriba: ampa@nscovadonga.com

¡REINÍCIATE!

Fue el filósofo y escritor español Unamuno quien selló la frase de que “el progreso consiste en renovarse”.

Luego el pueblo hizo suyo el refrán de “renovarse o morir”, lo que implica la saludable necesidad de avivar cambios.

reiniciate

Así es que, tal y como nos comunicaron los maestros en las reuniones de inicio de curso, nuestro centro escolar está poniendo en marcha un proyecto innovador a medio y largo plazo que busca, no sólo la modernización, si no la excelencia en los procesos educativos y en todo aquello que tiene que ver con la educación de nuestros hijos.

Renovarse es vivir de nuevo con ilusión, es querer ser siempre un poco mejores, enfrentar las dificultades diarias y sacar lo mejor de los alumnos. También es ser consciente de que es necesaria la comunicación con las familias, haciéndoles partícipes del proceso educativo.

Porque sin alumnos, nuestro centro escolar no existiría.

Somos las familias que elegimos libremente éste colegio y ésta congregación religiosa en particular, quienes hacemos posible que cada mañana se abra la puerta de la escuela y les estamos muy agradecidos porque nos abren su casa para darnos cobijo educativo.

Sin niños no se necesitan maestros, ni aulas, ni libros, ni uniformes… Sin niños nuevos que se matriculen cada curso, ya no haría falta abrir ninguna puerta…

Nuestro colegio es pequeño, pero a la vez una gran familia donde la mayoría nos conocemos y es esa gran familia a la que pertenecemos todos los padres, madres, abuelos, tutores… quien consigue que cada mañana haya un equipo docente trabajando, una secretaría , una dirección, una jefatura de estudios…

Es cierto, somos un centro escolar modesto y humilde, y, seguramente, querríamos tener aulas más grandes equipadas con las últimas tecnologías, una calefacción nueva, un patio cubierto que diera cobijo a más niños los días de lluvia, un gimnasio más amplio, un alero para los alumnos de infantil y primaria, un comedor con cocina propia, un aparcamiento para maestros y un largo etcétera que a muchos se nos pasa por la cabeza cada día.

DSC_0052

Pero no debemos olvidar que nuestros hijos están muy bien educados, acuden al colegio con más ganas cada día, los maestros son personas cercanas a quienes vemos cada mañana y con quienes podemos hablar con confianza, la dirección es absolutamente accesible para quien necesite resolver cualquier duda y con las instalaciones que tenemos, hacemos maravillas.

La Asociación de Madres y Padres colabora activamente renovando el equipamiento deportivo al completo en cursos pasados o gestionando la compra e instalación de dos pizarras digitales para las aulas de primaria. Cada curso un poco y paso a paso. Nosotros también somos una asociación pequeñita y modesta, pero escuchamos activamente a los padres, recogemos todas las sugerencias que nos llegan y promovemos la colaboración escuela-familia por encima de todas las cosas. Uno de nuestros últimos logros ha sido promover la participación en la encuesta sobre la elección de Jornada en el centro, consiguiendo que un elevadísimo número de padres acudiese a votar.

El proceso de innovación que emprende nuestro centro escolar nos atañe a todos y debemos pensar con perspectiva y amplitud de miras, con las manos dispuestas a trabajar en lo que haga falta y la mente abierta a lo nuevo que está por llegar.

El colegio pondrá en marcha todas aquellas mejoras que estén en su mano y procurará adaptarse a los nuevos tiempos que serán los que les toque vivir a nuestros hijos, ahora niños, mañana adolescentes y, más adelante, adultos. Hay mucho camino por recorrer y muchas fases que conquistar, pero se hará con paso firme y seguro.

Lo que ahora parece que nos sirve, quizá mañana podría no ser lo mejor para nosotros y nuestros hijos. Ellos crecen y cambian sus necesidades. Las nuestras, a veces, también. Seguro que ninguno deseamos tener que cambiar de escuela a nuestros niños, por un cambio en nuestras condiciones laborales o personales, por ejemplo, por eso, desde la Asociación tenemos muy presente que nuestro centro escolar no es inmune a las nuevas circunstancias sociales, a los vaivenes económicos, a los cambios de gobierno… y trabajamos mano a mano con la Dirección para que la innovación vaya por buen camino, la buena imagen que proyectamos sea cada año mejor y sigan llegando alumnos nuevos que llenen las aulas de alegría y hagan que nuestro colegio continúe inundando las calles de uniformes azules.

Porque sin alumnos, los colegios no tienen sentido, las aulas no necesitan mesas, ni maestros, ni libros y las puertas dejan de abrirse… 

¿Renovarse? Si, siempre.

Y “que la fuerza del Amor no disminuya en nuestro corazón”

Beata Matilde Tellez, E.E. 404

La motivación del lema pastoral de éste curso “Reiníciate” y cómo se quiere reforzar la identidad de los Centros Educativos HMMI, se puede consultar completa aquí: pastoral.

 

Los Reyes Magos SI existen…

10734045_10205532635064120_4960072810708769719_n

-Mamá… en el cole he oído decir a unas niñas que los Reyes Magos no existen… Decían que son los padres quienes compran los regalos…

-¿Y tú qué crees?

-Pués no lo sé… Estoy triste porque me parece que me habéis engañado…

-Cariño, ven, acércate… Te voy a contar una historia…

“Cuando el Niño Jesús nació en Nochebuena en el portal de Belén, tres Reyes Magos de Oriente acudieron a visitarlo guiados por una estrella. Llegaron de noche y traían regalos maravillosos de mundos lejanos. Estos presentes eran un símbolo de respeto y cariño y le servirían al niño Jesús a lo largo de su vida.

Al ver los Reyes Magos la felicidad del Niño Jesús y de sus padres, decidieron que todos los niños del mundo deberían tener su regalo en la Noche que conmemora cada año el nacimiento de Jesús. Un regalo en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente.

Sería complicado para ellos llegar a todas las partes del mundo en una noche, así que el Padre Dios asignó a cada niño dos pajes reales que se ocuparían de conseguir el deseo más querido por cada niño y dejarlo a los pies de su cama cada Noche de Reyes.

Estos pajes son los padres, si, las personas que más quieren a sus hijos, quienes les cuidan, mejor les conocen y desean su bienestar por encima de todas las cosas. Los padres conocen los deseos de sus hijos y, siempre que pueden, los hacen realidad en la Noche de Reyes.

Los papás guardan el secreto con cariño y algunos niños mayores también lo conocen, pero no lo cuentan a los más pequeños para no desvelar el secreto. ¡Los niños más pequeños no deben saberlo! “

-¿Lo entiendes ahora? Por eso escuchaste a las niñas mayores hablando de que sus papás son los Reyes Magos… ¡Pués claro que lo son! Nosotros estamos orgullosos de ser tus Ángeles de la Guarda y los pajes reales designados para tí…

-Gracias mami… ahora lo entiendo y me siento mayor porque sé que yo también puedo guardar el secreto…


¿Quién no se ha visto en una situación semejante o cree que lo hará cualquier día?

Este cuento es un recurso muy fácil de contar, que mezcla nuestras creencias en Dios más profundas con nuestro amor por nuestros hijos.

Les hace ser aún partícipes de la magia de la Navidad, de la Natividad, del momento en que nace el Niño Jesús, ese niño que todos llevamos dentro y no queremos que desparezca.

Ayudadnos a divulgar éste cuento de esperanza, que sea la versión oficial y que la infancia y la inocencia no desaparezcan de los corazones de nuestros hijos.

Y si nos preguntan, digamos que si,

¡LOS REYES EXISTEN!

 

EL ORIGEN CATÓLICO DE SANTA CLAUS

Muchos somos los que conocemos la historia de Sint Klaes o Santa Claus, como se le llama ahora a San Nicolás de Bari, y creemos en su obra y milagros.

Por si alguien dudaba del origen católico de Santa Claus, aquí explicamos brevemente su trayectoria.


 

Cinco Papas han llevado el nombre de Nicolás, pero el santo de nuestra historia no fue Papa sino Obispo.

san nicolas, jesus y maria

Poco se sabe con certeza de San Nicolás mas allá de que, posiblemente, nació en Parara de Licia, una antigua provincia del Asia Menor. Era hijo de una familia adinerada que fallecería siendo él muy joven y dejándole una gran fortuna que usaría para ayudar a enfermos de peste.

En su juventud hizo una peregrinación a Egipto y Palestina y poco tiempo después de su regreso fue nombrado obispo de Mira, capital de Licia, junto al mar Mediterráneo, siendo sucesor de su tío, el anterior Obispo de Mira. Pasó 30 años encerrado durante la persecución de Diocleciano que había mandado acabar con todos los cristianos y por confesar su fé, fue llevado a prisión. Le liberaron ya siendo un anciano de barba blanca, al subir al trono el emperador Constantino.

Posiblemente San Nicolás participó en el Concilio de Nicea en el año 325, donde se condenó la herejía arriana que ponía en duda la divinidad de Jesucristo y se instituyó el credo Nicenciano, el cual es una fuente para el credo posterior que se reza en las misas dominicales.

Nicolas_06Diciembre

Después de su muerte el 6 de diciembre, de 345 o 352,  creció su devoción y aumentaron los testimonios de sus milagros. 

Se convirtió en el patrón de los niños y marineros gracias a las Leyendas que de él se cuentan.

En la Leyenda de los marineros, se cuenta que durante una hambruna, el santo pidió que se organizase una flota para llevar grano al pueblo que sufría más hambre.  La flota sobrevivió a una terrible tormenta gracias a las plegarias de los marineros invocando al Obispo Nicolás y a aparición del mismo sobre el mar para calmar las aguas.  En otra ocasión, San Nicolás convenció a unos mercaderes para que entregasen todos los alimentos que tuviesen en su barca.  Al llegar a su destino, estos encontraron todos los alimentos en su lugar original.  

pescadores

Se cree también que en la diócesis de Mira un vecino de San Nicolás se encontraba en tal pobreza que decidió a exponer a sus tres hijas vírgenes a la prostitución para sacar de ese vil mercado el sustento para él y para ellas. Sin dinero no podían pagar la dote de una,  por lo que ninguna se podía casar. Para evitar aquel inhumano lenocinio, San Nicolás tomó una bolsa con monedas de oro y, al amparo de la oscuridad de la noche, la arrojó por la chimenea de la casa de aquel hombre. Con el dinero se casó la hija mayor y San Nicolás hizo lo mismo para favorecer a las otras dos hermanas. En la segunda ocasión, tras ser tirada la bolsa  sobre la pared del patio de la casa del pobre,  esta se enredó y cayó dentro las medias que se tendían para secar.

san nicolas 1

Se narra también que San Nicolás resucitó a tres niños que habían sido asesinados y desechados en un barril de sal.  Las antiguas leyendas de los niños y los regalos por la chimenea y las medias dieron lugar en Alemania, Suiza y los Países Bajos a la leyenda del “niño obispo” y sobre todo a la costumbre de que San Nicolás trae secretamente regalos para los niños el 6 de diciembre, día en que la Iglesia celebra su fiesta.   Dicha costumbre fue popularizada en los Estados Unidos por los protestantes holandeses de Nueva Amsterdam, que convirtieron al santo “papista” en un mago nórdico. Su nombre fue abreviado, no solo a San Nic, sino también a Sint Klaes o Santa Claus.

san nicolas 3

Ya en el siglo VI, el emperador Justiniano construyó una Iglesia en Constantinopla en su honor. Su popularidad en esa ciudad (hoy día Estambul) se propagó por todo el Cristianismo.  Fue nombrado patrono de Rusia y, gracias a los zares, su devoción aumentó hasta tener más iglesias dedicadas a su nombre en Rusia que ningún otro santo además de la Virgen María.

San Nicolás es popular en Rusia siglos antes de que fuera conocido en el continente Americano.

El 9 de mayo, de 1087 sus huesos fueron rescatados de Mira, que había caído bajo la invasión musulmana y se llevaron a Bari, en la costa adriática de Italia. Fue posiblemente en ese tiempo en que se propagó su devoción en Italia donde se le conoce como San Nicolás de Bari.  Sus reliquias todavía se preservan en la Iglesia de San Nicola de Bari, Italia.

En Mira, se decía que “el venerable cuerpo del obispo, embalsamado en el aceite de la virtud, sudaba una suave mirra que le preservaba de la corrupción y curaba a los enfermos, para gloria de aquél que había glorificado a Jesucristo, nuestro verdadero Dios”.   El fenómeno no se interrumpió con la translación de los restos y, según se dice,  un aceite conocido como el Manna di S. Nicola, sigue brotando de su cuerpo.

San Nicolás es honrado como patrón en  Rusia, Nápoles y Sicilia pertenecientes a Italia, Campen en Holanda, Freiburg en Suiza, Lorena y la Diócesis de Liège.

En ciudades de Alemania, Austria y Bélgica es patrón de marineros, mercantes, panaderos, niños y viajeros.  Los marineros del mar Egeo y los del Jónico, siguiendo la costumbre del oriente, tienen una “estrella de San Nicolás” y se desean buen viaje con estas palabras: “que San Nicolás lleve tu timón”. Su imagen se representa en el arte en diferentes formas según sus milagros. 

san nicolas 4

En Demre (Turquía), la Basílica de San Nicolás está ahora en ruinas y hay dudas sobre cual es su tumba original. Ya no quedan cristianos en la ciudad, pero los negociantes musulmanes han fundado una organización caritativa en su honor que cada año da un premio de paz. 


 

La imagen actual de Santa Claus ha variado, aunque conserva los colores rojos de la vestimenta real, y se ha paganizado, pero su origen católico, su santidad, las pinturas antiguas que de él se conservan y sus leyendas tomadas como milagros desde el principio de los siglos y extendidas por Europa de forma reverencial, hacen que no exista duda de que el Obispo de Mira es la inspiración del Papá Noel de nuestros días.

El Santo Nicolás de Bari, es el germen en el que podemos creer y que podemos explicar a nuestros hijos para que sepan que un viejo Obispo que cuidaba de niños y marineros y se ocupaba de enfermos, inició la tradición de regalar en Diciembre. 

No digamos que no existe o que es un invento de una campaña de publicidad de una empresa, apelemos a sus raíces católicas y a la bondad que transmiten sus actos milagrosos.

 

 

Familia y Escuela.

Hoy nos hacemos eco de algo que, como Asociación de Padres, tenemos muy presente:

Las buenas notas también dependen de una relación fluida entre familia y escuela.

Tenemos que ir más allá, según la noticia:

“Según el informe del Consejo Escolar del Estado, los marcos normativos han procurado estructuras para la participación a distintos niveles, el consejo escolar del centro, la asamblea, las asociaciones de padres y madres… etcétera. Pero son estructuras que, a tenor de lo consultado, no parecen favorecer una participación realmente efectiva. Entonces, ¿cómo definen los expertos una participación eficaz de las familias? Para los profesores entrevistados, una participación eficaz de las familias en la escuela sería posible con una apertura real del centro al entorno, donde los padres pudiesen realmente proponer cosas que se llevasen a cabo.

En ningún caso se refieren a la parte educativa del centro. «En nuestro caso estamos hablando —concreta el director del CEIP Julián Marías—, de un huerto escolar que ha partido de la iniciativa de un padre que se encarga de dinamizarlo, o de dos compañías de teatro que han puesto en marcha unas madres y que funcionan de forma autónoma. O del piloto que quiere contar su experiencia laboral. Para mi la colaboración tiene más que ver con esto».”

DSC00069

Para aquellos que deseen informarse sobre el tema, se ha editado un libro que nosotros os ofrecemos en versión pdf:

Libro

¡Esperamos que os resulte enriquecedor y de utilidad!

 

LLÁMALO VOCACIÓN O MAGIA, AUNQUE TAMBIÉN ES PASIÓN.

 

Cuando estudiaba Magisterio en la Facultad esperaba que aquellos profesores que se subían al estrado cada día, me dijeran cómo ser maestra, me dieran las claves para dar clase apuntadas en una lista y me desvelaran los secretos para mantener el orden en un aula con 30 niños.

Quería ser Maestra, si, pero no sabía que eso no te lo enseña nadie, que no viene en un libro y que no hay fórmulas mágicas que funcionen. La carrera, a mí, me sirvió de poco para “saber dar clase”. Aprendí mucho, pero no salí “sabiendo”, eso me lo tuve que trabajar yo sola.

Los tiempos han cambiado desde que yo era alumna y está claro que la educación ha de ser la primera en adaptarse a las nuevas costumbres de una sociedad que poco o nada tiene que ver con la de hace 30 años, pero ese amoldarse a lo novedoso cuesta y vamos con retraso, la verdad…

DSC_0100

Hay muchos colegios que lo hacen muy bien, desde mi punto de vista docente, y hace tiempo ya. Trabajan sin libros y por proyectos que crean y adaptan los propios maestros. Respetan los tiempos de aprendizaje de cada niño sin atosigarles o querer que haya uniformidad en el grupo. Dan a los niños herramientas para la toma de decisiones y la resolución de problemas sin que tenga que intervenir un adulto… Sólo hay que indagar un poco en la red y encontramos muchos ejemplos.

Hay mil maneras de hacer las cosas de forma diferente, de cambiar esas clases magistrales que todos recordamos, por aulas dinámicas y llenas de vida.

Yo soy docente. Ni mejor ni peor que los demás. Formada en la misma facultad, con los mismos profesores, mismas asignaturas… Mi vocación siempre ha sido la docencia y los niños. Soy feliz hasta la médula siendo maestra. Me gustan todos los grupos de edad. Adoro a los enanos de 3 años y su caos y me llenan de ternura los de 5º con sus pasiones adolescentes. También he trabajado con adultos y tiene su punto, no lo puedo negar.

He trabajado dando clases particulares, formando adultos, en la escuela pública, en la privada, en la concertada y en empresas de extraescolares. En todas he sido feliz independientemente de las condiciones laborales o de si perdía dinero desplazándome para dar las clases…

Allí donde he ido, he obrado mi magia, como me decía un encargado de la última empresa de extraescolares, porque mis clases no tienen nada que ver con nada que podáis imaginar. Pero es que ese es mi método para enseñar: hacer magia.

La magia en la educación es fundamental. Y la vocación. Y la pasión.

A mí no me ha enseñado nadie un método, me lo he inventado yo y me funciona. Hay que ir cada día, no sólo con la sonrisa y el buenos días por delante, sino con los ojos húmedos por la emoción de ver sus caras ante eso nuevo que les muestras cada día -no que les enseñas, ojo- siendo cada clase tuya una sorpresa diferente en cada sesión y haciéndoles partícipes de su propio aprendizaje. Los niños saben cómo aprender, cada uno a su manera y a su ritmo, con más o menos ayuda, según el humor que tengan ese día..

El colegio no puede ser un sitio aislado donde vayas a que te llenen la cabeza de datos. Se aprende mejor experimentando, escuchando, observando, viviendo… La vida de los niños no está compartimentada. Es un todo y siempre están aprendiendo aunque no se den cuenta. Muchas veces aprenden mejor fuera que dentro del colegio porque lo hacen sin presiones y de forma natural y eso es lo que debemos conseguir en las escuelas, que aprendan de la manera más natural posible.

La magia consiste en que su maestro les guíe, les ayude, les de las herramientas, les apoye y les diga cada día que ellos pueden, que todos tenemos un don y debemos encontrarlo. Los maestros vemos ese don enseguida y procuramos potenciarlo. No todos los niños tienen que ser buenos en matemáticas o en lengua o en idiomas… Cada cual en lo suyo. Hay que pensar que debemos alegrarnos cuando un niño saca un 5 en matemáticas y un 10 en inglés porque ya sabemos qué debemos reforzar. ¿Los números? ¡No! ¡El idioma! Ese inglés y todos los idiomas que al niño le apetezca aprender…

Una vez tuve un grupo bastante grande donde había varios niños y niñas de etnia gitana. Solían mirar al techo la mayor parte del tiempo o dedicarse a dibujar en una libreta porque era a lo que estaban acostumbrados con su maestra. Algunas niñas se esforzaban por seguir las clases, pero siempre iban bastante por detrás. En la clase de Inglés les confinaban al final del aula y tampoco hacían nada.

Cuando yo llegué como sustituta, entrevisté a todos los niños para conocerles y les pregunté, entre otras cosas, por sus aficiones y sus costumbres después del cole. Los niños gitanos solían salir con sus padres a por chatarra, tocar el cajón o merodear con los primos y desmontar piezas de coches. Las niñas se ocupaban de los hermanos pequeños y de cosas de la casa.

Tenía varias horas de clase con ellos pero nunca los ví como un estorbo, la verdad, sino como un desafío.

Por desgracia, no estuve mucho con ellos, pero conseguí que tuvieran ilusión por aprender Inglés a base de adaptarles los contenidos del libro de la clase en libretas personalizadas con vocabulario que les resultase atractivo y usable en su día a día, actividades divertidas con mucho componente visual que implicase usar el dibujo que tanto les gustaba y mejorar la escritura. Hacían los mismos contenidos que los otros niños, pero adaptados a su nivel, conocimientos e intereses.

Los niños, con revistas de coches que ellos me traían, recortaban imágenes y con ayuda del diccionario de Inglés (jamás habían visto uno) buscaban las piezas, las escribían y las nombraban. Nos costó aprender el uso del dichoso “libro lleno de palabrejas raras”, pero lo conseguimos. Al principio ni mu, pero al final me saludaban como los demás, en Inglés, y se divertían y estaban deseando que llegara nuestra hora de clase.

Con las niñas creé actividades de vocabulario también pero como si fuera una revista de moda, con sopas de letras y adivinanzas, ejercicios de completar, buscar vocabulario en el diccionario, dibujar y recortar. Estaban encantadas de poder participar cuando cantábamos o bailábamos en el aula.

A todos los niños de la clase los cambié de sitio después de preguntarles si les apetecía. Les puse con un compañero “mentor” que les guiaba en lo que no sabían, es decir, mezclé payos y gitanos (como ellos me decían) y las cosas salieron muy bien. Les resultaba extraño poder consultar al compañero, creían que era hablar en clase sin permiso y copiar, pero mi forma de trabajo colaborativa les acabó gustando. Vimos documentales sobre escuelas del Reino Unido, las costumbres de Gran Bretaña y la cultura. Nadie les había puesto nunca un vídeo sobre ello, así que decidieron hacer una presentación sobre lo que más les había llamado la atención. Salió de ellos y yo encantada de ver tanta implicación.

Y cómo éstas, muchas más experiencias que cuestan cero, sólo mirar más allá y ver lo que cada niño puede llegar a dar de sí mismo.

¿No lo véis?¡Las notas no son el resultado, sino la pista para hacerles crecer en su don!

Las notas no deberían ser para meter a los niños en un rasero, para atosigarles o hacerles ver que ese es su valor. Las notas son necesarias para el sistema burocrático, si, y no podemos quitarlas, pero podemos darles utilidad, sacar de ellas lecciones, ayudar a los niños a ver que no hay buenas o malas notas sino habilidades y capacidades, que todos son diferentes y cada uno especial en algo.

Los niños no son un número. Son mucho más. Hay que jugar con las bazas que nos da el sistema. ¿Nos obliga a poner notas y a seguir normas burocráticas? Saquémosle rendimiento haciendo ver a nuestros alumnos que nosotros vemos más allá de un notable o un insuficiente, que ellos son mucho más que un número o un test bien completado.

Ahí está la magia… en la emoción de encontrar a un maestro que se presta a ser guía y no enemigo, en la educación como una vivencia agradable, en ver la escuela como parte importante de la vida y no como un trámite que deseamos zanjar cada día…

¿Se puede ser innovador en un sistema clásico como el nuestro? Si, definitivamente. A mí nadie nunca me ha llamado la atención por hacer ruido, cantar o rodar por el suelo, decorar la entrada del cole, celebrar el Otoño con guirnaldas, contar cuentos debajo de una mesa que era una cueva o sacar a los niños al patio a aprender vocabulario en lugar de hacerles memorizar un listado de palabras… Algunos me miran raro o vienen a ver mis clases e incluso grabarlas… Mi puerta nunca está cerrada, ya lo digo por adelantado. Tampoco hacen falta muchos recursos si usas la imaginación, eres creativo, reciclas y pones a funcionar lo que hay a tu alcance. Muchos maestros son así. Esto no es nuevo.

Sé que habría que hablar también del papel de los padres en la educación, de los deberes y de muchos flecos que se me quedan pendientes, pero, en éste speech de hoy, sólo quería explicar que no sólo otra educación es posible, sino que ya está en marcha y que debemos apoyar y ayudar a todos los maestros con ganas que hacen posible que nuestros hijos quieran volver cada mañana al cole con ilusión porque ¿sabéis? Hay maestros que hacemos magia…

Sandra Nieto

CONCURSO DE DIBUJO.

La Asociación de Hosteleros de Noreña en colaboración con la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Noreña convoca un concurso infantil para la realización del CARTEL DE LA FIESTA DE LOS CALLOS EN NOREÑA.

Están invitados a participar todos los alumnos de Primaria y el premio para el cartel ganador será un tablet y un diploma, además de la publicación de su dibujo en los carteles que anunciarán las Jornadas de Los Callos.

Las bases podéis consultarlas aquí: Bases Concurso Fiesta Callos 2015

Cartel Convocatoria concurso  callosl2015

EN SHOCK…

Hace ya una semana de los terribles atentados de París y muchos aún estamos en shock.

DSC_0684
Pray for Paris

En nuestro centro escolar se ha secundado el Lunes como día de Luto por las víctimas y se ha llevado a cabo un minuto de silencio, oración y reflexión por todas ellas.

Los niños no son ajenos a éstas calamidades que nos asolan y a todos los padres nos preocupa lo que puedan llegar a entender, ver, escuchar… La información está en todas partes y debemos guiarles en éstos momentos de posible desconcierto o miedo.

Recogemos desde aquí las indicaciones y consejos de la directora de la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de Barcelona que muy generosamente han recopilado en la web Las Cebras Salen. Os aconsejo que le echéis un vistazo.

Los niños tienen una enorme capacidad comprensiva y adaptativa, por lo que no debemos ocultarles sin más las cosas importantes, sino procurar explicarles con dulzura los hechos ocurridos, intentando usar palabras que entiendan, suavizando la situación y tranquilizándoles si es que mostrasen miedo.

¡Ojalá pudieran no escuchar o no ver lo que los medios de comunicación hacen casi omnipresente! Mejor aún, ojalá no hubiera sucedido…

Los más pequeños quizá sigan con sus juegos infantiles y no se enteren, pero a partir de ciertas edades ya no es tan fácil. Si les acompañamos en los momentos en que preguntan por la tragedia y les hacemos ver que no hay nada que temer si nuestro corazón está lleno de bondad y buenas intenciones, seguro que el trago les resulta mucho más sencillo de pasar.

Cuidemos de las pequeñas mentes de nuestros hijos y de sus corazones llenos de inocencia para que no pierdan un ápice de su niñez y crezcan construyendo un mundo más unido y bondadoso.

Sandra Nieto