Los Reyes Magos SI existen…

10734045_10205532635064120_4960072810708769719_n

-Mamá… en el cole he oído decir a unas niñas que los Reyes Magos no existen… Decían que son los padres quienes compran los regalos…

-¿Y tú qué crees?

-Pués no lo sé… Estoy triste porque me parece que me habéis engañado…

-Cariño, ven, acércate… Te voy a contar una historia…

“Cuando el Niño Jesús nació en Nochebuena en el portal de Belén, tres Reyes Magos de Oriente acudieron a visitarlo guiados por una estrella. Llegaron de noche y traían regalos maravillosos de mundos lejanos. Estos presentes eran un símbolo de respeto y cariño y le servirían al niño Jesús a lo largo de su vida.

Al ver los Reyes Magos la felicidad del Niño Jesús y de sus padres, decidieron que todos los niños del mundo deberían tener su regalo en la Noche que conmemora cada año el nacimiento de Jesús. Un regalo en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente.

Sería complicado para ellos llegar a todas las partes del mundo en una noche, así que el Padre Dios asignó a cada niño dos pajes reales que se ocuparían de conseguir el deseo más querido por cada niño y dejarlo a los pies de su cama cada Noche de Reyes.

Estos pajes son los padres, si, las personas que más quieren a sus hijos, quienes les cuidan, mejor les conocen y desean su bienestar por encima de todas las cosas. Los padres conocen los deseos de sus hijos y, siempre que pueden, los hacen realidad en la Noche de Reyes.

Los papás guardan el secreto con cariño y algunos niños mayores también lo conocen, pero no lo cuentan a los más pequeños para no desvelar el secreto. ¡Los niños más pequeños no deben saberlo! “

-¿Lo entiendes ahora? Por eso escuchaste a las niñas mayores hablando de que sus papás son los Reyes Magos… ¡Pués claro que lo son! Nosotros estamos orgullosos de ser tus Ángeles de la Guarda y los pajes reales designados para tí…

-Gracias mami… ahora lo entiendo y me siento mayor porque sé que yo también puedo guardar el secreto…


¿Quién no se ha visto en una situación semejante o cree que lo hará cualquier día?

Este cuento es un recurso muy fácil de contar, que mezcla nuestras creencias en Dios más profundas con nuestro amor por nuestros hijos.

Les hace ser aún partícipes de la magia de la Navidad, de la Natividad, del momento en que nace el Niño Jesús, ese niño que todos llevamos dentro y no queremos que desparezca.

Ayudadnos a divulgar éste cuento de esperanza, que sea la versión oficial y que la infancia y la inocencia no desaparezcan de los corazones de nuestros hijos.

Y si nos preguntan, digamos que si,

¡LOS REYES EXISTEN!

 

Anuncios